Publicado el

Ventajas de hacerse una endodoncia

La población general cada día está más preocupada por su salud dental, pero años de malos hábitos en la higiene bucal puede provocar daños irreparables en los dientes. Para evitar males mayores, es necesario pasar por el dentista y, en ocasiones, recurrir a la endodoncia.

Acudir al dentista siempre genera pánico a cualquiera, ya que la boca es un lugar muy delicado, y nos sentimos indefensos en aquella silla en manos del profesional. Pero la técnica ha mejorado, el dolor es cosa del pasado, y debemos evitar seguir retrasando esa cita. En este caso nunca se cumple eso de que el remedio es peor que la enfermedad, un diente en mal estado puede ser más doloroso que cualquier sesión dental.

Diferencia entre empaste y endodoncia

La obturación dental, más comúnmente conocida como empaste, se realiza cuando la caries está en su fase inicial, y solo se ve interesado el esmalte dental, por lo que es un procedimiento muy sencillo y rápido.

La endodoncia es el tratamiento que se aplica cuando la caries está más avanzada y ha afectado a la pulpa, debiendo retirarse la parte afectada antes de cerrarlo por completo. En este caso, se requieren más sesiones, es un proceso más costoso, y algo más largos, pero sigue siendo una opción más económica y nos permite mantener toda nuestra dentadura.

Cuándo es necesaria una endodoncia

Hay multitud de técnicas, cada una indicada en un caso o un grado de afección. Pero algunos casos, la endodoncia es el procedimiento de elección. Veamos algunos ejemplos:

  • Inflamación alrededor de la raíz.
  • Necrosis de la pulpa dental.
  • Fracturas dentales.
  • Inflamación pulpar.
  • Contusión de la pulpa.
  • Problemas derivados de una técnica anterior.

Ventajas de la endodoncia

Con este procedimiento, se acaba con las bacterias y los microorganismos que hay en la pieza dental y la han estado dañando, produciendo una desinfección en profundidad. Al eliminar las bacterias, también acaba con la causa de la posible halitosis que haya podido originar. Pone fin al gran dolor que provocan estos problemas bucales, de una manera muy rápida y definitiva.

Además, evita otros tratamientos más caros, como los puentes, las dentaduras postizas, o los implantes dentales. Por lo que alivia de una el dolor de boca y de bolsillo. En resumen, podemos hablar de la endodoncia como el tratamiento de elección cuando hay deterioro del diente y sus estructuras internas, pero la raíz se mantiene. La técnica ayuda a obtener un diente funcional y estético, y nos permite mantener nuestra propia dentadura, con la comodidad que eso supone.

Recuerda siempre consultar a un profesional acerca de cuál es el mejor tratamiento para tu caso. Esto es solo un ejemplo informativo, pero en ningún caso sustituye la atención sanitaria.